El ruso que salvó a la humanidad

Tradiciones, cocina, historia, política, turismo,...
User avatar
RedKalinka
Expert user
Expert user
Posts: 37
Joined: Nov 7th, 13, 22:39
Mother tongue:
Country:

El ruso que salvó a la humanidad

Postby RedKalinka » Jul 1st, 14, 19:27

Vamos a conocer la historia de un hombre nacido en Rusia y al que probablemente le debamos la vida. Gracias a él la historia de la humanidad se ahorró la que habría sido la mayor guerra que hayamos tenido. Puedes leer sobre ello en nuestro blog

¿Conoces a algún otro personaje cuya historia haya tardado tantos años en ser conocida o a quién no se le dé la importancia que merece?

User avatar
Alejandra1971

Re: El ruso que salvó a la humanidad TEMA DE LA SEMANA

Postby Alejandra1971 » Jul 2nd, 14, 12:32

Un personaje ruso que mucho no se conoce su historia es Anna Pavlova.Creo que quienes nos gusta la danza clásica conocemos bastante su historia,pero en general no es de alguien que se hable demasiado

User avatar
Khineki

Re: El ruso que salvó a la humanidad TEMA DE LA SEMANA

Postby Khineki » Jul 2nd, 14, 13:43

Una mujer rusa de la que poco se conoce en el resto del mundo es Yakovleva Matryona Ivanovna.

Durante el sitio de Stalingrado su esposo se encontraba en combate. Así que vendió todo lo que tenía: su casa, sus siete vacas (escasas en ese entonces), mantequilla, miel, harina y con eso juntó 100 mil rublos (que eran una gran cantidad en ese entonces) y lo llevó a un banco para apoyar al ejército. Cada centavo que donó se usó para comprar aviones de combate. Su esposo, Serguéi Seménovich regresó; pero herido en el pecho por una bala alemana, falleció pocos años después. La mujer, siempre trabajadora, vivió una larga vida. Falleció en 1995 a la edad de 101. Todo el Krai de Perm donó dinero para darle un monumento memorial en la plaza principal de la aldea donde vivió: Bub.

Se pueden encontrar imágenes en internet, pero solo si se hace la búsqueda en ruso. Parece ser que en el mundo hispanoparlante nadie la conoce. La historia de esta mujer me parece simplemente conmovedora y romántica, pues fue cuando se enteró que su esposo estaba en el brutal sitio de Stalingrado que decidió dejar todo lo que tenía por ayudar a su esposo y su país.

User avatar
Rodolfo ramirez

Re: El ruso que salvó a la humanidad TEMA DE LA SEMANA

Postby Rodolfo ramirez » Jul 3rd, 14, 00:43

Stalisnav Petrov es un teniente coronel retirado del ejército soviético durante la Guerra Fría. Es recordado por haber identificado correctamente una alerta de ataque con misiles como una falsa alarma en 1983, por lo que evitó lo que podía haber escalado en una guerra nuclear entre la Unión Soviética y los Estados Unidos.
El 26 de septiembre de 1983 (todavía 25 en Estados Unidos) Stanislav Petrov evitó lo que pudo ser una catástrofe mundial cuando se produjo el llamado Incidente del Equinoccio de Otoño, que colocaría al mundo a escasos segundos del Apocalipsis atómico. A las 00.14 (hora de Moscú) un satélite soviético dio la alarma: un misil balístico intercontinental estadounidense se habría lanzado desde la base de Malmstrom (Montana, Estados Unidos]) y en 20 minutos alcanzaría la Unión Soviética.
Stanislav Petrov estaba a cargo del búnker Serpujov-15, el centro de mando de la inteligencia militar soviética desde donde se coordinaba la defensa aeroespacial rusa. Su misión era verificar y alertar de cualquier ataque a sus superiores, con lo que se iniciaría el proceso para contraatacar con armamento nuclear a los Estados Unidos.
En principio Stanislav Petrov pensó que debía de tratarse de un error, porque no tendría sentido que los estadounidenses atacaran con un único misil. Más tarde los ordenadores indicaron que cuatro misiles más se dirigían hacia la URSS.
Stanislav Petrov conocía bien las peculiariades del sistema satélite OKO de alerta temprana rusa y creía que éste podía equivocarse, así que consideró de nuevo que eran muy pocos misiles, solo cinco, cuando Estados Unidos tenía miles de misiles nucleares. Decidió esperar y finalmente se descubrió que era una falsa alarma causada por una rara conjunción astronómica entre la Tierra, el Sol y la posición específica del satélite OKO. Cuando le preguntaron por qué no había dado la alerta, contestó simplemente:
"La gente no empieza una guerra nuclear con solo cinco misiles."

User avatar
Javier Saura

Re: El ruso que salvó a la humanidad TEMA DE LA SEMANA

Postby Javier Saura » Jul 3rd, 14, 01:01

:? Para mi rusos olvidados y verdaderos heroes fueron los tripulantes del helicóptero que contribuyó a extinguir el fuego del reactor nuclear de Chernobyl. Tengo entendido que fallecieron todos, poco tiempo después.

User avatar
Dianais García

Re: El ruso que salvó a la humanidad TEMA DE LA SEMANA

Postby Dianais García » Jul 4th, 14, 02:24

Auto-apendicectomía en la Antártida
Esto es lo que le falto decir al Dr. Leonid Ivanovich Rogozov al practicar una de las apendicectomías más extravagantes de la historia. Vayamos por partes.

Leonid Rogozov (14 de marzo de 1934) se licenció en el instituto de Pediatría Médica de Leningrado en 1959. En Septiembre de 1960 se enroló en la Sexta Expedición Antártica Soviética a bordo de la nave “Ob”, lo cual le llevó a paralizar su especialización en cirugía. Formada por 13 integrantes, la misión de la sexta expedición era la de construir una nueva base Antártica y resistir el resto del invierno en ella. Después de 9 semanas de duro trabajo ,en Febrero de 1961, la base fue inaugurada bajo el nombre de Novolazarevskaya.

La nueva base aguardaba un destino igual de escalofriante que su propio nombre. El invierno había congelado el mar por completo, y traía consigo meses de oscuridad, tormentas de nieve y temperaturas de -22ºC. El barco había partido de vuelta, que junto con la imposibilidad de contacto por aeronave, dejaba a los 13 habitantes de Novolazarevskaya incomunicados hasta la llegada de la Primavera.

Es entonces, en la mañana del 29 de Abril de 1961, cuando empieza lo curioso de esta historia.
Leonid, el único médico de la expedición, empieza a sentirse mal, presenta algo de fiebre, debilidad general, náuseas ,y posteriormente dolor en el abdomen (concretamente en epigastrio), que con el paso del tiempo se extiende hasta la fosa ilíaca derecha. Todos estos signos y en especial el cuadro de dolor abdominal llevan a Leonid a escribir lo siguiente en su diario:

"Parece que tengo apendicitis. Estoy guardando silencio al respecto, incluso sonriendo. ¿Por qué asustar a mis amigos? ¿Quién podría ser de ayuda? "

El médico soviético inicia tratamiento con los antibióticos disponibles en la base, aplicando también frió en la zona del apéndice. El día 30, ante la elevación de su temperatura corporal y el aumento de la frecuencia de los vómitos, llega a la conclusión de que padece Apendicitis Aguda. La única opción de salvar su vida es la de extirparse por si mismo el apéndice antes de que se perfore por la propia inflamación.

Se improvisa un quirófano en la habitación de Leonid, se esteriliza el material necesario, y se elige quien ayudará al cirujano. Alexandr Artemev (meteorólogo) hará de instrumentista, Zinovy Teplinsky (mecánico) se encargará de facilitarle la visión con un espejo y manejando la iluminación, por último Vladislav Gerbovich (Director de la estación) permanecerá como reserva por si uno de los dos asistentes cayera desmayado debido a la falta de práctica y lo vistoso de la operación.

Uno de los mayores peligros era que Leonid perdiera la consciencia y no pudiera continuar la operación. Es por eso que instruyo a su equipo para que en tal caso le inyectaran unas jeringas ya preparadas y le proporcionaran respiración artificial. Todos están ya preparados, el reloj marca las 2 de la medianoche, Leonid se infiltra 20 ml de Novocaína, en el silencio de la base el equipo aguarda 15 eternos minutos hasta que haga efecto el anestésico local, tras esta espera Leonid dirige el bisturí a su abdomen y inicia la operación.

Se realiza un típica incisión McBurney de 10-12cm. El espejo ofrece una visión invertida que confunde al cirujano y mientras diseca el peritoneo se lesiona involuntariamente el ciego, el sangrado es abundante, cada vez empieza a sentirse mas débil, obligado a descansar cada 5 minutos. Los inexpertos asistentes cada vez mas pálidos observan como consigue suturar el ciego antes lesionado, localiza el apéndice y lo extirpa. Finalmente se aplica antibióticos y cierra la cavidad abdominal. Eran las 4 de la mañana y estaba salvado.

Durante la operación ,el Director de la base Gerbovich, encargó a Yuri Vereshchagin que inmortalizara el momento.

Esa misma noche Gerbovich relataría en su diario:

"Cuando Rogozov había hecho la incisión y estaba manipulando sus propias entrañas, al quitarse el apéndice,su intestino gorjeó, lo cual fue muy desagradable para nosotros, … Artemev y Teplinsky mantuvieron su lugar, aunque luego ambos se marearan y estuviesen apunto de desmayarse. Rogozov estaba tranquilo y centrado en su trabajo."

Al día siguiente la temperatura del doctor soviético era de 38.1ºC, continuó tomando antibióticos hasta que recuperó su temperatura normal. Pasada una semana se retiró los puntos, y pasados dos volvió a ocupar su lugar de trabajo.

Esta irrepetible operación le hizo merecedor de la Orden de la Bandera Roja del Trabajo. En el Museo de San Petersburgo se pueden observar los instrumentos quirúrgicos que Leonid Rogozov empleó en su operación. Curiosidades de la vida murió en el año 2000 a los 66 años debido a un cáncer de estómago. Dentro de unos días se celebrará el 50º aniversario de la exitosa intervención.

La historia del Dr.Rogozov es un ejemplo de determinación y valor. Emprendió una operación donde no solo estaba en juego la vida del paciente sino también la del cirujano. Una historia similar es la que ocurrió a la Dra.Nielsen en 1999, la cual tuvo que auto-practicarse una biopsia. Su caso sirvió de inspiración.


Return to “Cultura rusa”

Who is online

Users browsing this forum: No registered users and 0 guests